dilluns, de gener 03, 2011

Marina d'Or refinancia la deuda de 2010 y pide otros 60 millones para este año

Marina d'Or refinancia la deuda de 2010 y pide otros 60 millones para este año

Alejandra Ramón
7:50 - 3/01/2011

Marina2.jpg

Enlaces relacionados

Marina d´Or encalla con la banca


Marina d'Or ha celebrado el fin de año con la alegría de saber que su negocio, al menos, se ha salvado del concurso de acreedores. El grupo ha logrado refinanciar los 60,5 millones que le vencían en 2010. Según las previsiones del grupo, "la reducción del endeudamiento se ha producido por un importe sensiblemente superior, quedando la deuda en el entorno de los 650 millones de euros, proceso de minoración que continuará durante 2011".

Finalmente, el dueño de la compañía, Jesús Ger, tuvo que plegarse a las exigencias de la banca y presentó el plan de viabilidad que ésta le exigía para poder refinanciar su deuda, además de aportar activos por 180,2 millones.

Sin embargo, este pequeño éxito no exime a la inmobiliaria de los problemas que la crisis financiera está generando al sector en general. "Sobre el papel todo se aguanta, pero ya veremos cómo evoluciona el mercado", explican fuentes financieras.

Y es que Ger no se ha librado, todavía del todo, de la amenaza del concurso de acreedores. De hecho, actualmente negocia la obtención de 60 millones para poder pasar 2011 sin esa espada de Damocles al final del túnel.

Tal y como Marina d'Or reconoce en sus últimas cuentas presentadas, "la sociedad dominante ha iniciado un proceso de negociación con entidades financieras para cumplir con la totalidad de los compromisos en los próximos ejercicios, que supone la refinanciación de la deuda actual y la ampliación de nuevas líneas de financiación".

Las entidades financieras más comprometidas serían, en primer lugar, el Banco Popular, al que el grupo adeuda unos 200 millones; el Pastor, que soporta unos 80 millones; Caja Madrid, con 65 millones; Bancaja, cuya exposición está cerca de 60 millones; y Santander, BBVA y La Caixa, con un exposición inferior a los 80 millones. Además, en la deuda hay otros 12 bancos y cajas con pequeños importes.

Aplazamientos

Al igual que ya han hecho otras compañías del sector inmobiliario, el grupo Marina d'Or ha solicitado a la Administración Pública, en concreto a Hacienda y a la Seguridad Social, el aplazamiento de 11,8 millones. "Dentro de las dificultades del sector, y afectados por el cierre de las líneas de financiación por parte de las entidades de crédito, hemos realizado aplazamientos de pagos, siempre con la conformidad de los organismos públicos correspondientes, y estando al corriente de los pagos", matizan fuentes de Marina d'Or.

Según los últimos datos presentados en el registro, ha logrado retrasar el pago de 6,5 millones a Hacienda aportando como garantía terrenos y edificios ya construidos por ese valor. En el caso de la Seguridad Social, han presentado activos por valor de 0,9 millones.

Por otro lado, el retraso del pago de los 4,4 millones restantes que adeuda a las administraciones cuentan ya con la garantía de determinados apartamentos sobre los que se ha constituido una hipoteca a favor de dichos organismos.

Marina d'Or confía, y así lo expresa en sus cuentas, en lograr los aplazamientos solicitados. De hecho, esperando que así sea, ha clasificado esa deuda en el balance de situación consolidado de acuerdo con los vencimientos que "previsiblemente" aprobarán las autoridades fiscales. Como todo el sector, necesita ser apoyado.

2 comentaris:

Anònim ha dit...

Este articulo es un copia y pega de El economista. Mira, en google lector que sigues a Mulet.

Carles ha dit...

efectivamente
por error no aparece en enlace, si que aparecen los comentarios y la firma de la periodista

carles